Una inversión en conocimiento paga el mejor interés.
Benjamin Franklin